Inicio / Entrenenimiento / Historias Reales de los cuentos de Disney
Historias Reales  de los cuentos de Disney

Historias Reales de los cuentos de Disney

 

  • La Cenicienta

Todos conocemos la historia de Cenicienta, niña que pierde a su padre y pasa al servicio de su madrastra y dos hermanastras, que le hacen la vida imposible y la tratan como a una esclava.
Existen tres versiones: la original de Giambattista Basile, la versión edulcorada de Charles Perrault y la algo más siniestra de los Hermanos Grimm.
La versión de los Hermanos Grimm es algo macabra: para conseguir encajar sus pies en el zapato de cristal, las hermanastras de Cenicienta hacen lo impensable. Aconsejadas por su madre, una de ellas se corta los dedos del pie; mientras que la otra se corta los talones. No solo eso, sino que en la boda de la propia Cenicienta, a la que las dos hermanastras acuden, se ordena que pájaros les arranquen los ojos.

3scarlett_cenicienta


  • La Sirenita

En la versión de Hans Christian Andersen, el castigo de Ariel si el príncipe no acaba con ella, no es volver al mar tan tranquilamente y vivir por siempre al servicio de Ursula, sino que es la muerte. Es más, la Sirenita en esta versión original tiene verdaderos problemas para asumir su condición humana y redacta que “cada paso que daba era como pisar trozos muy afilados de cristal”. Pobre mujer. Eso sí, el encantamiento tiene un bonus y puede optar a salvarse: si mata al príncipe, puede volver al mar. Si no, muere. La Sirenita no puede acabar con su vida, así que se lanza al mar para acabar con la suya propia, convirtiéndose en espuma de mar.

 


  • Enredados

Yo tenía, por alguna extraña razón, el cuento original. Cuando Disney sacó su versión hace un par de años, no recordaba nada.
En la versión original de Rapunzel, el príncipe (sí, es un príncipe), la deja embarazada después de encontrarla en la torre. La malvada madrastra se entera de ello y le corta el pelo a Rapunzel, para luego abandonarla en el bosque. Usando el pelo de la chica, consigue atraer al príncipe a la torre, para luego confesarle que nunca más la verá con vida. Él se tira de la torre desesperado (solución más práctica) y se queda ciego al caer con los espinos del suelo (en lugar de morir). Total que vaga ciego por el bosque, Rapunzel da a luz y ambos se encuentran de nuevo ya que ella no deja de cantar su nombre. Al encontrarle con su ceguera, Rapunzel llora, y sus lágrimas le curan al caer en sus ojos.

e59bce39f08bb86e0da971547183dd58