Inicio / Destacados / Cómo elegir el vino correcto
Cómo elegir el vino correcto

Cómo elegir el vino correcto

El vino es uno de los mejores acompañantes de la comida, y beberlo nos brinda un excelente gusto al paladar. Sin embargo, la mejor botella de vino puede convertirse en la peor, si no la tratas con cuidado.

índice

Uno de los puntos básicos que debes considerar en el momento de elegir un vino es el maridaje.

 

El tipo de alimentos con que lo vas a co mbinar es indispensable para tener armonía entre los sabores de la bebida y los de la comida. Hay diferentes maneras de buscar la unión entre el vino y la comida, puede ser que prefieras la afinidad o el contraste entre los sabores.

images

A continuación te dejamos unas pautas que te pueden ser útiles:

 

A la hora de elegir un vino se deben tener en cuenta los alimentos que vayamos a consumir, para poder seleccionar un vino adecuado dependiendo de cada ocasión, no olvidando igualmente los gustos personales de los invitados o comensales.

 

Es importante leer con atención la carta de vinos, lo mismo que las etiquetas: denominación de origen o procedencia, añada, clases de uvas, edad (crianza, joven, reserva, etc.). En las cartas deben expresarse algunas de estas características para poder maridar con lo elegido para comer.

 

Los vinos blancos, va muy bien, sobre todo si son frescos, jóvenes y afrutados, con todo tipo de pescados o mariscos. Los tintos, con carnes, y los rosados, con todo. Pero en la cocina moderna, con tantos contrastes y matices estas normas tradicionales son relativas. Hay que ser más imaginativos, como lo es la cocina.

 

Los colores en la copa pueden ayudarnos a definir el vino. Un color rojo-teja en un tinto es equivalente a madurez, un tinto joven tendrá matices violetas y un blanco con crianza aparecerá con un bonito color áureo; uno joven, con tonos alimonados y verdosos.

 

  • Para quesos, jamón serrano, o aceitunas es ideal optar por un buen vino tinto, rosado o bien un amontillado (como el de Manzanilla o de Jerez).

 

  • En caso de que tomar carnes rojas, puedes optar por elegir un vino tinto como un reserva de Rivera del Duero, Rioja o Penedés. Debe ser un vino tinto potente y robusto, con crianza y concentración.

 

  • En caso de que optes por aves, es una buena recomendación elegir un Tempranillo Semicrianza; es decir, un vino tinto que no sea demasiado robusto pero que tenga cuerpo y aroma.

 

  • En caso de optar por pescado, no hay duda que uno de los vinos que mejor pegan es el vino blanco, sobretodo para los pescados de sabor fuerte. Lo mismo ocurre con los mariscos.