Inicio / Gastronomía / Carnes: ¿cuáles elegir para estar sano y en forma?
Carnes: ¿cuáles elegir para estar sano y en forma?

Carnes: ¿cuáles elegir para estar sano y en forma?

Las carnes conforman un grupo muy grande y variado de alimentos que solemos incluir como parte de la dieta habitual, pero si buscas estar sano y en forma recomendamos hacer una cuidadosa selección de las mismas. Por eso, hoy te contamos cuáles elegir para lograr tu objetivo.

carnes2
¿Carnes rojas o blancas?

La clásica división entre carnes rojas y carnes blancas, que siempre beneficiaba a estas últimas, debe quedar atrás en nuestra memoria, pues se sabe que dependiendo del corte de carne que escojamos, podemos encontrar una carne de pollo con más grasas y menos nutrientes buenos que una carne de ternera o roja.

Es decir, lo principal que tenemos que tener en cuenta para escoger las mejores carnes para estar sanos y en forma, es que no toda carne blanca es más sana que cualquier carne roja, sino que dependerá grandemente del corte de la carne que escojamos así como de su forma de cocción y preparación.

Pues una pechuga de pollo puede ser mucho más sana y menos calórica si la consumimos sin piel y a la plancha, mientras que si la escogemos frita con su piel, será preferible una filete de ternera magro a la plancha.
Entonces, comenzaremos por dejar la clásica división entre carnes rojas y blancas a un lado, para poder empezar a elegir en función de sus nutrientes y calorías.

Para tener en cuenta al momento de escoger las mejores carnes para estar en forma:

Además de olvidar el mito de que las carnes blancas son mejores que las rojas, debemos tener en cuenta los siguientes datos útiles para poder elegir las mejores carnes para estar en forma:

Las carnes procesadas tienen más grasas saturadas, más calorías y sodio, y pueden contener grasas trans así como aditivos peligrosos si se consumen en exceso, como nos muestran en Vitónica.

Para cuidar la salud cardiovascular, la Fundación Española del Corazón, recomienda ingerir carnes rojas 3 o 4 veces por semana, en cantidades de 100 a 125 gramos.

Las carnes blancas tienen menos purinas por lo que pueden ser más recomendables si tenemos ácido úrico alto en sangre y riesgo de sufrir gota.

Las proteínas brindan saciedad y demoran el proceso digestivo, por lo que son grandes aliadas al momento de perder peso. Las carnes con más proteínas son la pechuga de pavo, el atún, la pechuga de pollo, o los cortes magros de ternera.

El omega 3 ayuda a incrementar la masa muscular, a cuidar la piel, el funcionamiento cerebral y a sentirnos mejor, y se encuentra sobre todo, en carnes de pescados grasos como el jurel, la caballa, el atún, el salmón, las sardinas y similares.

Estos datos útiles pueden ayudarnos a elegir las mejores carnes cuando buscamos cuidar la salud, prevenir o tratar enfermedades y al mismo tiempo, estar en forma y sentirnos bien.

carnes1

Una buena distribución de carnes durante la semana

Aunque no es imprescindible comer carnes a diario, si eres amante de estos alimentos, te proponemos tener en cuenta los datos antes dados y en función de ello, realizar una buena distribución de carnes durante la semana.

Por ejemplo, puedes alternar carne de ternera magra, pechuga de pollo, pechuga de pavo, pescados grasos y carne magra de cerdo a lo largo de la semana para alcanzar a cubrir la ingesta de diferentes nutrientes, sin sumar muchas calorías, sodio ni grasas malas que no sólo perjudican la salud, sino también, la estética de nuestro cuerpo.

Un buen ejemplo de distribución semanal de carnes sería:

  • Lunes: carne de ternera magra
  • Martes: pescado graso (atún, caballa, salmón, jurel, sardinas, bacalao)
  • Miércoles: carne de cerdo magra
  • Jueves: pechuga de pollo
  • Viernes: carne de ternera magra
  • Sábado: pechuga de pavo
  • Domingo: pescado graso

Conclusión, la clave es siempre escoger cortes de carnes magros como los que nos muestran en Vitónica, consumir carnes rojas un máximo de 3 veces por semana y un mínimo de dos veces semanales incluir pescado graso fuente de omega 3.

Además, recomendamos evitar frituras, fiambres y embutidos, y acompañar la ingesta de estas buenas carnes que pueden ayudarte a perder peso, a cuidar el corazón, a ganar masa muscular y obtener hierro, potasio así como otros buenos nutrientes, con hábitos de vida saludables.

Recuerda que las carnes no son perjudiciales para la salud, sólo debemos aprender a elegir las correctas cuando intentamos cuidar la salud y estar en forma.

Visto en: Trendencias Hombre