Inicio / Gastronomía / Pulque, Bebida de los Dioses
Pulque, Bebida de los Dioses

Pulque, Bebida de los Dioses

El pulque es una bebida de origen natural que se fabrica con la fermentación del jugo de maguey. Su producción originalmente se lleva a cabo en el estado de Hidalgo.

pulque

Dicho producto se obtiene de la fermentación de aguamiel del maguey, se lleva a cabo un proceso conocido como raspado, que tiene como finalidad quitar el centro de la planta, donde crecen las hojas, dejando un espacio que debe ser cubierta con una penca del maguey. El interior se raspa con una especie de cuchara, lo que hace que el maguey suelte su jugo .Durante uno o dos días éste es absorbido hacia un hueco de la planta  y depositado en un recipiente llamado odre.

 

Este proceso se lleva a cabo diariamente durante uno o dos meses.

El maguey se cultiva comúnmente en las orilla de los terrenos para evitar la erosión de la tierra de cultivo, un maguey aproximadamente adquiere su madurez entre 8 y 12 años.

El pulque es una bebida muy famosa gracias a su trascendencia histórica.

En épocas anteriores el pulque se consideraba como una bebida sagrada ya que era consumida por reyes y sacerdotes, al pueblo solo se les permitía su consumo en fiestas u ocasiones especiales ya que el estado de ebriedad se consideraba como un delito que debía ser pagado hasta con la muerte.

En el siglo XIX, al cultivar maguey dio como resultado el adquirir los mayores beneficios gracias al ferrocarril, por que trasladaba los barriles de pulque con mayor rapidez hasta las ciudades para su consumo.

El pulque contiene lo siguiente: agua, alcohol etílico, azúcares, sustancias albuminoides, tiamina, riboflavina, niacina, vitamina C, proteínas y sales minerales (fósforo, carbonatos, sulfatos, cloruros, calcio, sodio, potasio, magnesio y fierro).
Cuando el pulque está en buen estado, es energético, diurético, bueno para la diabetes, para la anemia y para ciertas enfermedades gastrointestinales. Mejora la lactancia, sirve como cáustico para limpiar las llagas, calienta la sangre y además, refresca.

Un tinacal es donde se puede guardar el aguamiel, se deposita en tinas donde sus microorganismos hacen que el azúcar se transforme en alcohol obteniendo así el pulque. Es tradicional que en cada tinacal se ponga un altar para la Santa Cruz, esto en representación de respeto y veneración a esta bebida.

En la elaboración de pulque algunas veces puede ser delicada, se dice que deja de crecer por el exceso de aguamiel, que se apesta o se corta por la falta de higiene en su elaboración, o incluso que el enrarecimiento del aire altera el sabor del pulque y por eso en algunos tinacales se prohíbe la entrada a las mujeres que usan perfume.

En la actualidad con la existencia de los imperios cerveceros en el siglo XX y el cierre de las haciendas después de la revolución, se reconoció el inicio de la desaparición del pulques, se comienza una campaña de desprestigio, diciendo que el pulque es una bebida sucia la cual solo la consume la gente pobre. Por ello, en los campos comienzan a sembrar cebada en lugar de Maguey y el pueblo consume más cerveza que pulque.

pulque

Las pulquerías son los lugares en donde se vende y bebe el pulque, en el siglo XX en el D.F existían más de mil pulquerías en donde mucha gente tenía la oportunidad de adquirir esta bebida.

Se caracterizan por sus llamativos nombres escritos en la fachada y grandes rótulos decorados por murales de paisajes campiranos.

En su interior había una división para que las mujeres pudieran entrar a tomar pulque, el piso se cubría con aserrín y en el techo había adornos de papel picado de colores. En algunas pulquerías, se ofrecían antojitos mexicanos como enchiladas, gorditas, memelas, chicharrón, frijoles y variedad de salsas con tortillas de comal.
Existen dos tipos de consumo del pulque: La primera al natural como suele salir del tinacal, y la segunda que es el curado, que consiste en agregar al pulque alguna fruta como podría ser de piña, fresa, piñón, nuez, jitomate, limón, etc.