Inicio / Coberturas / Cumbre Tajín 2013, El renacimiento del ser
Cumbre Tajín 2013, El renacimiento del ser

Cumbre Tajín 2013, El renacimiento del ser

Cumbre Tajin, El renacimiento del ser

La edición 2013 del Festival Cumbre Tajín dedicará sus actividades, reflexiones, encuentros y propuestas al renacimiento: volver a nacer o tomar energía para reiniciar el camino. Será tiempo de dimensionar nuestra estatura cósmica, compartir la renovación y aprovechar la oportunidad histórica de contribuir al cambio orgánico, integral, justo y equitativo.
Cumbre Tajin, El renacimiento del ser
En torno a este concepto y sus diversas expresiones en los ámbitos cultural, espiritual, indígena, regional, estatal, nacional y mundial, el Festival de la Identidad recibirá propuestas y proyectos de la realidad contemporánea, restaurada por la sabiduría indígena que a través de los mayas marcó en diciembre de este año el fin de una época.
Cumbre Tajin, El renacimiento del ser
Este nuevo tiempo, signado por las transformaciones sociales y el incremento de conciencia en México y el mundo, ya es palpable en el Totonacapan, donde:

  • Florece el Centro de las Artes Indígenas que preserva, hereda y difunde el saber tradicional en todas sus vertientes;
  • La Ceremonia Ritual de Voladores es estandarte de la identidad y Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad;
  • La cultura es el eje de un desarrollo social que incluye el fortalecimiento del arraigo y el diálogo planetario;
  • La Ciudad Sagrada de El Tajín es compartida con el mundo en toda su magnificencia arquitectónica, histórica, ritual y cosmogónica;
  • El Parque Takilhsukut es el santuario de la identidad indígena;
  • Los abuelos hablan en el Kantiyán y los jóvenes escuchan en todas las comunidades;
  • Las mujeres comparten su conocimiento integral de la vida y el arte;
  • Se honran los espacios y las manifestaciones sagradas que sirven al hombre para reencontrarse consigo mismo y con las energías divinas;
  • Se dialoga con la Madre Tierra, la luz del Padre Sol, la vitalidad del Agua y el aliento del Aire para que surjan los alimentos sagrados, como el maíz;
  •  Hay conciencia del patrimonio en todos sus sentidos: natural, intangible, material, filial, cotidiano;
  • El diálogo cultural es la vía para superar diferencias y reencontrarnos en las virtudes de la convivencia y los valores del respeto;
  •  La esencia totonaca toma nuevo aliento y, a su vez, alimenta la identidad, el sentido de pertenencia y la búsqueda de nuevos caminos.

Hoy, el mundo cambia de piel, pensamiento y visión. La décima cuarta edición de Cumbre Tajín es parte de este renacimiento y se convierte en sede de sus protagonistas, mensajes y acciones. Todo ocurre durante la primavera, época.